Saltar al contenido

Adivinanzas fáciles

Frente al peligro que representa la pandemia de corona virus la única opción es quedarse en casa. Los efectos psicológicos que acompañan al encierro prolongado afectan a la población en general y los más pequeños no escapan a esta realidad. Sin embargo, el aislamiento social puede aprovecharse como la gran oportunidad para compartir en familia.

Para los padres, el mayor desafío que esta medida les plantea es encontrar actividades que logren mantener entretenidos a sus chicos. Más allá de los dispositivos electrónicos y los video juegos, existen alternativas que entretienen y a su vez, ayudan a que los niños se eduquen durante el proceso.  Un ejemplo son las adivinanzas, las cuales resultan ser una herramienta pedagógica de gran valor.

Las adivinanzas pueden parecer un entretenimiento banal, pero ellas encierran un reto interesante enmascarado en un simple juego. Las adivinanzas estimulan el aprendizaje entre los chicos favoreciendo el desarrollo del proceso formativo de conceptos. Esto ese da por el hecho de que el pequeño necesita discriminar entre las distintas características de un objeto o animal y ubicar lo esencial.

Otra ventaja es que estimulan el proceso de asociación de ideas así como la imaginación. Esto favorece a la formación de una visión integradora y realista, la cual constituye la base para la formación de individuos capaces de discernir.

Las adivinanzas tienen una forma verbal corta y son fáciles de recordar, por lo que aumentan el vocabulario infantil. Por esta y muchas otras razones, este sencillo ejercicio es una alternativa de entretenimiento genial para los pequeños de la casa.

Adivina, adivina,

¿cuál es el bicho sin hueso ni espina?

RESPUESTA

La sanguijuela

No es más grande que una nuez,

sube al monte y no tiene pies.

RESPUESTA

El caracol

No es cama ni es león,

y desaparece en cualquier rincón.

¿Quién es?

RESPUESTA

El camaleón

Madre me labró una casa,

sin puertas y sin ventanas,

y cuando quiero salir,

rompo antes la muralla.

RESPUESTA

El pollito

Pico de cuerno, ala de ave,

la rodilla para atrás,

y anda adelante.

RESPUESTA

La gallina

Sal al campo por las noches

si me quieres conocer,

soy señor de grandes ojos,

cara seria y gran saber.

RESPUESTA

El búho

Dos pinzas tengo

y hacia atrás camino,

de mar o de río

en el agua vivo.

¿Quién soy?

RESPUESTA

El cangrejo

Las cinco vocales

en su nombre lleva,

no siendo ave

por las noches vuela.

RESPUESTA

El murciélago

Vuelo entre las flores,

vivo en una colmena,

fabrico miel

y también cera.

¿Quién soy?

RESPUESTA

La abeja

Soy un insecto

que vuela entre las flores,

tengo dos alitas

de muchos colores.

RESPUESTA

La mariposa

Viste de chaleco

blanco y negro tiene su pecho.

Es un ave que no vuela,

pero sabe nadar derecho.

RESPUESTA

El pingüino

Tiene famosa memoria,

fino olfato y dura piel,

y las mayores narices

que en el mundo puede haber.

RESPUESTA

El elefante

¿Cuál animal tiene silla y no se puede sentar?

RESPUESTA

El caballo

Doy lana y para hablar

digo “beee”,

si no adivinas mi nombre,

nunca te lo diré.

RESPUESTA

La oveja

En lo alto vive,

en lo alto mora,

en lo alto teje

la tejedora.

RESPUESTA

La araña

Salta y salta por los montes,

usa las patas de atrás,

su nombre ya te lo he dicho,

fíjate y lo verás.

RESPUESTA

El saltamontes

Canta cuando amanece

y vuelve a cantar cuando el día desaparece.

¿Quién es?

RESPUESTA

El gallo

Le dicen que es lenta

y solo asoma la cabeza y los pies.

¿Sabes quién es?

RESPUESTA

La tortuga

Canto en la orilla,

vivo en el agua,

no soy pescado,

ni soy cigarra.

RESPUESTA

La rana

Soy roja como un rubí

y llevo pintitas negras,

me encuentro en el jardín,

en las plantas o en la hierba.

¿Quién soy?

RESPUESTA

La mariquita

En rincones y entre ramas

mis redes voy construyendo,

para que moscas incautas,

en ellas vayan cayendo.

¿Quién soy?

RESPUESTA

La araña

Mi nombre es Leo,

mi apellido es pardo.

¿Quién soy?

RESPUESTA

El leopardo

El roer es mi trabajo,

el queso mi aperitivo

y el gato ha sido siempre

mí más temido enemigo…

¿Quién soy?

RESPUESTA

El ratón

Orejas largas,

rabo cortito;

corro y salto muy ligerito…

¿Quién soy?

RESPUESTA

El conejo

Mi casa llevo a cuestas,

tras de mí dejo un sendero,

soy lento de movimientos,

no le gusto al jardinero.

RESPUESTA

El caracol